ACTUACIONES ANTE LOS IMPAGOS

ACTUACIONES DE LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS ANTE LOS IMPAGOS

Uno de los principales problemas de las comunidades de vecinos es el del impago de las cuotas. Tiene como consecuencia para la comunidad el desequilibrio presupuestario y la falta de liquidez. Pero también tiene consecuencias para el propietario que deja de pagar algún recibo, ya que éste es privado de voto en las juntas de la comunidad. El propietario que tenga algún recibo pendiente en el momento de celebración de la junta, no podrá votar los acuerdos que en ella se sometan a votación.
Otra consecuencia para el propietario moroso es que responderá con sus bienes de las deudas con su comunidad.  Para reclamar la deuda, la comunidad de propietarios debe seguir un procedimiento determinado que apuntaremos más adelante.
Pero, mientras la comunidad de vecinos inicia este procedimiento ¿puede ejercer otras acciones? Se da la situación de intentar el escarnio público del vecino moroso para que este se avergüence. Esto es lo que se pretende cuando se publica en el tablón de anuncios un escrito con el nombre del propietario que no paga y la deuda que tiene con la comunidad. Indicar que esta práctica no puede llevarse a cabo según la Ley de Protección de Datos, y por lo tanto, puede volverse en contra de la propia comunidad.
Otra situación que se da es el no dejar pasar al propietario moroso a la piscina comunitaria. Esta actuación tampoco debe llevarse a la práctica ya que no se puede privar del uso de un espacio común a ningún propietario.
El procedimiento a seguir con estas situaciones es acordar la liquidación de la deuda en la junta de propietarios e iniciar la reclamación judicial de la deuda. En la junta se pone en conocimiento de los propietarios el importe de la deuda del propietario moroso, y se acuerda la reclamación del importe en cuestión.
Para estos casos se suele utilizar un procedimiento específico que es el procedimiento monitorio. Este permite la reclamación de la deuda de una forma más rápida que en otros procedimientos. Además de la rapidez, tiene otra ventaja que es la económica, ya que para estos procedimientos no es necesario abogado ni procurador.
 

Comments are closed.