VECINOS MOLESTOS

 

¿Qué hacemos cuando hay un vecino que ocasiona molestias?

 

 

      Resulta más habitual de lo deseable encontrarse en una comunidad con un vecino que ocasiona molestias al resto de vecinos de esa comunidad. La forma de proceder en estos casos es la siguiente:

1º.    Dirigirse al presidente para instarle a que le envíe al vecino molesto un requerimiento para el cese inmediato de las acciones o actividades molestas. El envío de este requerimiento debe realizarse de manera fehaciente, es decir, que quede constancia, por ej. a través de burofax.

 

2º.    Si, a pesar del requerimiento, el vecino molesto sigue actuando de la misma forma, habría que acordar en la junta de propietarios, la interposición en el juzgado de la “acción de cesación” de actividades molestas.

Es importante acudir al juzgado con la mayor cantidad de pruebas posibles, por ejemplo otros vecinos que aseguren ante el juez las molestias ocasionadas, ya que es más probable que el juez desestime la demanda si solo cuenta con el testimonio del vecino “perjudicado”.

Si el juez de la razón a la comunidad se podrían establecer las medidas siguientes:

·         La completa cesación de actividades molestas en la comunidad

·         Indemnización por daños y perjuicios

·         Privación del uso de la vivienda o local hasta un máximo de 3 años.

 

      En el contexto de nuestra convivencia diaria en una comunidad de vecinos todos podemos causar alguna molestia alguna vez y habrá que tener en cuenta la gravedad de las molestias causadas para acordar acudir a la vía judicial para la resolución del conflicto en cuestión.

Comments are closed.